Vencer el aburrimiento en niños y niñas

ninaAunque los adultos piensan que no tienen razones para estarlo, la realidad no puede estar más equivocada.

Arisleydi Sánchez Guzmán, M.A

Máster en Psicología Clínica Infanto-Juvenil

Experta en abuso sexual infantil

Debido a que los pequeños/as y adolescentes, en la mayoría de las ocasiones, no pueden decidir en qué van a ocupar su tiempo, están a expensas de las opciones que sus padres les ofrecen; en realidad disponen poco de su propio tiempo, necesitan de otros para movilizarse de un lugar a otro… En conclusión, sus opciones se limitan prácticamente al hogar, y aún en éste presentan muchas restricciones en cuanto a objetos, lugares o tiempo.

Entonces, la pregunta sería: ¿Cómo se mantiene un niño/a entretenido bajo estas circunstancias?

Es recomendable que dentro de la rutina de los hijos/as se tenga pendiente el tiempo de jugar y entretenerse, se valore la importancia de esta parte en su vida y si es posible se busquen opciones. Participar en alguna actividad o clase de recreación sería aconsejable, siempre y cuando el niño/a la disfrute y se tome en cuenta su opinión acerca de la misma. En caso de que no sepa, los padres pueden sugerirle dos a tres opciones, y si es posible llevarlos al lugar para que sean ellos mismos que decidan cuál le gusta más.

Otro punto importante es tener pendiente la edad. No es lo mismo un pequeño que un adolescente. Y si son dos o tres hermanos no tienen por qué participar de las mismas actividades, principalmente si son fuera de la casa. Lo ideal es escoger una oferta que brinde varias opciones.

En consulta he tenido la queja de muchos padres que entienden que sus hijos no son constantes por el hecho que comienzan una clase o actividad extracurricular y al poco tiempo ya no quieren seguir asistiendo. Sobre esto es significativo resaltar, que los objetivos de estas actividades son entretener y divertir a los niños y no enseñar o terminar dicho curso. Se puede llamar constancia cuando hablamos que el niño o adolescente ha durado un promedio de seis meses o más en cada uno de los intereses al que ha asistido.

Para aquellos padres que no dispongan del dinero o se les haga difícil la logística para una actividad extracurricular, en casa se puede disponer de muchas opciones:

Dentro de la casa:

  • Manipular materiales: espuma de afeitar, maicena, harina, pinturas de mano, gelatina, etc.
  • Hora de baño divertida: piscinita, burbujas, bañar los juegos, aprender sobre los animales del agua.
  • En la cocina: hacer recetas divertidas, experimentar con los ingredientes.
  • Dibujo y arte: empapelar una pared para pintar con crayolas, pintura, lápices, tiza… con los dedos, pinceles, etc.
  • Días temáticos: noche de videojuegos, de pijamas y películas, día de música, baile y disfraces, cuentos en familia.
  • Juegos de mesa: Dígalo como pueda, Uno, rompecabezas, parché, dominó.
  • Invitaciones: amigos, primos, vecinos.

Fuera de la casa: ir al parque, hacer ejercicios, montar bicicletas, patines, pelota, hacer un picnic, lavar el carro con papá y mamá, ir a la playa o piscina, juegos de agua, visitar museos, zoológico, acuario, jardín botánico, visitas a familiares y amigos.

Los padres deben darle rienda suelta a la imaginación, tratar de pensar como niños de nuevo para no caer en el error de jugar pensando como adultos. Al momento, no nos centremos en el orden o la limpieza, es “tiempo de desorden”, donde no existen reglas pre-establecidas; no se piensa en el sucio de la ropa o lo “bonito o feo” que quedó el resultado.

Importantísimo tener en cuenta que las actividades disponen de la ayuda de un adulto, y la idea de éstas, aparte de divertir y estimular a los hijos, es promover la unión de la familia y fortalecer el vínculo padres-hijos.

Centro Vida y Familia Ana Simó

Dirección: C/ Gala No. 9, Arroyo Hondo Viejo, Santo Domingo, Rep. Dom.

Tel.: 809.566.0948

E-mail: arisleydi10@gmail.com