Turismo de salud y destino

shutterstock_320564237Ambos conceptos van de la mano en el desarrollo e implementación de las estrategias que coloquen a la República Dominicana como un candidato número uno en la prestación de servicios de salud a pacientes internacionales.

 

Luis A. Prado Ávila

Director General

Estrategias Dinámicas

  Recientemente tuve la oportunidad de visitar la República Dominicana, un lugar lleno de diversificación turística, desde la montaña, hasta sol y playa, pasando por su cultura, gastronomía y sus grandes historias que hay que conocer y por qué no, difundir.

Fui invitado por su ministerio de Turismo a un evento denominado “Santo Domingo, Destino Capital”, esto a efecto de conocer más del destino (sus diferentes atractivos, puntos de interés, su gente y gastronomía, entre otros). Esta oportunidad se dio gracias a la especialidad en la cual me desempeño profesionalmente tanto en la ciudad de México, como en los Estados Unidos y Canadá, consultor en promoción internacional de destinos y prestador de servicios turísticos.

En mi experiencia como viajero he podido notar que hay destinos donde reciben a tanta y tanta gente, entrando y saliendo, que seguramente uno es uno más en la lista de las personas que llegan por diferentes motivos. Y aquí un punto más a destacar a mi llegada a la Republica Dominicana, donde más tarde me di cuenta de su gran calidad humana y alegría de su gente, que llevan en la sangre no sólo por ser del Caribe sino por su sangre hispana y gran acervo cultural; en todo momento mostraron su mejor cara, singular alegría y deseo de servir. Así comenzó lo que más tarde sería toda una experiencia en un destino que realmente sentí que te abre los brazos y que en todo momento te hacer sentir como en casa. Visite uno de los hoteles más altos de la ciudad, conocí el Santo Domingo nocturno, la grandeza de su ciudad y su gastronomía.

Durante mi estadía nos dimos a la tarea de visitar los diferentes hospitales y clínicas más importantes de Santo Domingo y Santiago, y esto una vez que pudimos conocer mejor el destino y lo que un turista de salud puede esperar en RD.

Visitando una de las clínicas y siendo atendidos por la Dirección General nos llevaron a conocer el área de radioterapia de tratamientos oncológicos, una de las experiencias más fuertes de mi vida profesional dentro del Turismo de Salud. Allí, un pequeño de tan sólo 9-10 años recibía su terapia, y al salir del área y voltear la mirada, vi a una madre realmente consternada, con la mirada perdida. Y aquí nos preguntamos, ¿cómo este tratamiento tan costoso lo puede pagar una familia de escasos recursos? Esto es posible gracias a la filosofía del hospital: “Regresar un poco al país que tanto me ha dado”, en palabras textuales de su Director General, un venezolano que es de corazón tan grande como su estatura. Y de nuevo me pregunto, ¿qué hace grande a un destino? Su gente, aquella que como ellos aportan un granito de arena en beneficio de los más desfavorecidos.

Otra de nuestras visitas fue a diferentes clínicas con especialidad para atención al paciente internacional, pero ninguna de estas sin descuidar en todo momento la parte social y de cómo aportan servicios de salud y atención a la población de la ciudad de Santo Domingo.

El optimismo y la atención que en todo momento mostraron los doctores, personal administrativo de cada hospital y enfermeras, siempre con su característica sonrisa en la cara, me dejó ver lo importante de estar preparados para recibir a pacientes de los Estados Unidos y de Canadá, quienes sin lugar a dudas lo más importante que se estarían llevando de RD es su alegría de vida y amor por seguir adelante.

Hoy, después de 10 largos años de dedicarme al Turismo de Salud, me doy cuenta que los pacientes merecen un trato siempre amable y cálido, y como lo he mencionado en diferentes foros donde Dios me ha dado la oportunidad de compartir mis experiencias en este nicho de mercado, “Nos enfermamos en español y queremos que nos atiendan en español”.

Esta filosofía de vida dará como resultado que los hispanos que hoy radican en los Estados Unidos y Canadá podrán recibir atenciones en la República Dominicana con toda confianza, que los van a atender y tratar como seres humanos, con calidad y calidez, siempre velando por ellos y su salud, siendo estos nuestros mejores referentes para que los norteamericanos y canadienses vengan a la RD y tengan la mejor atención y servicios de salud a un costo mucho menor y en un plazo más corto, dejando una importante derrama económica para el destino y todos los involucrados.

Así que no que queda la menor duda de que la República Dominicana, tiene un gran reto para recibir a estos pacientes internacionales, ofreciendo lo mejor de cada uno de los diferentes prestadores de servicios turísticos, empresarios, personal del gobierno, hospitales y por supuesto la sociedad dominicana que en todo momento a mí me mostro su mejor cara, calidez y una gran, gran sonrisa.

 

Web: www.estrategiasdinamicas.com
E-mail: estratdinam@prodigy.net.mx