El valor del yoga

shutterstock_138221252Esta disciplina promueve una vida plena y llena de energía.

Raúl Vázquez
Instructor de yoga

El yoga es una palabra (del sánscrito) con el cual se nombra a un amplio rango de disciplinas de auto transformación que tuvieron origen en India desde hace más de 5,000 años. Esta palabra significa unión y disciplina, y mediante su significado pretende la unión del cuerpo y la mente.

El tiempo que lo practique le dará la oportunidad de poner las cosas mundanas de la vida en perspectiva, permitiendo la construcción de una gran fuerza interior en la que todo nuestro círculo se beneficia: familia, trabajo y amigos; este es el valor del yoga.

La ciencia del yoga está dedicada a la educación de la salud. Sus objetivos están principalmente orientados a  acabar con las causas verdaderas de la mala salud, que consiste principalmente en una oxigenación deficiente, en una alimentación pobre y en una defectuosa eliminación de los productos de desecho. Pero además contribuye al aumento de la capacidad mental, a una mayor acuidad de nuestros sentidos y a una anchura más amplia de nuestro horizonte intelectual, merced a la respiración rítmica y a la concentración así como el fomento de nuestra actividad glandular.

Los seres humanos estamos hechos de tres componentes: cuerpo, mente y alma o espíritu. De acuerdo a esto existen tres necesidades que deben ser satisfechas para una vida placentera: la necesidad física es la salud, la sicológica es el conocimiento y la necesidad interna es la paz interior. Cuando todas están presentes hay armonía.

La sociedad moderna enfrenta problemas que afectan estos tres aspectos. Nuestro estilo de vida, hoy con sus maravillas tecnológicas, se convierte en una bendición mixta, por llamarlo de alguna forma. La conveniencia y velocidad se obtienen al costo nuestra salud física. Esta tecnología que nos ahorra trabajo minimiza el movimiento físico dando como resultado, inelasticidad y debilidad muscular. La vida sedentaria causa dolor de espalda y problemas de cuello y hasta dificultades para caminar.

La ansiedad mental, o estrés, causado por el mundo competitivo, reduce los recursos internos para el manejo de éste causando los ya conocidos problemas de insomnio, digestivos, respiratorios y nerviosos. Si estas presiones no son balanceadas con tiempo para la reflexión y de esta forma drenar de alguna manera altibajos, la vida se convierte en un caos.

Modernas tendencias en el pensamiento nos llevan a manejar valores artificiales basados en la adquisición de bienes y el interés personal y nos alejan cada día más del verdadero propósito espiritual de la vida. La perdida de la creencia en lo espiritual puede darnos la sensación de pérdida en nuestra propia identidad.

El yoga ayuda a nivel físico de innumerables formas. La práctica de las posturas energiza, fortalece el cuerpo y crea sensación de bienestar. En el área psicológica, agudiza el intelecto y ayuda a la concentración, en el manejo de emociones y estimula el interés por el prójimo, pero sobre todo proporciona esperanza, a través de las técnicas de respiración; ayuda a calmar la mente. Desde el punto de vista espiritual, el yoga da conocimiento,  conciencia y la habilidad de estar fuerte, de continuar.

En pocas palabras, el yoga puede resolver los problemas de cualquier individuo, con tal de que sea receptivo; lo mismo si se trata de problemas de índole físico que si son de naturaleza mental o espiritual.

Cualquier persona, sin importar la edad, salud, circunstancias de vida y religión puede practicarlo.

Cita: “El yoga es una filosofía practica que encierra todos los aspectos del ser humano, enseña la evolución del individuo mediante el desarrollo de la autodisciplina y el auto conocimiento”.

Contacto: hazyoga@gmail.com.