Avances de la neurocirugía en RD

shutterstock_513402859En la actualidad, esta rama de la medicina ofrece un amplio catálogo de posibilidades de tratamientos con resultados muy favorables.

Ulises Acosta Díaz
Neurocirujano

Tradicionalmente, hablar de neurocirugía es entrar en un campo dentro de la medicina “místico-prohibido”, en el  que los prejuicios ponen a los pacientes en un escenario desfavorable… en palabras llanas, “el que se opera de la cabeza o de la columna queda con grandes déficits”.

La realidad contemporánea va más allá del tradicional accidente cerebro vascular en el que poco teníamos que ofrecer; el trauma craneoencefálico con pocas esperanzas de vida; el padecimiento de la columna vertebral que terminaba en silla de ruedas, o los grandes tumores que resultaban inoperables por su localización o tamaño.

Hoy día, los tumores cerebrales pueden ser tratados de diversas formas; la endoscopia cerebral ha ido ganando campo, es decir, por un pequeño agujero o por la nariz, utilizando un endoscopio con una cámara de alta definición, algunos tumores pueden ser extraídos sin la necesidad de las grandes aperturas del cráneo. En casos donde la localización es muy profunda o su cercanía a estructuras importantes conlleva un alto riesgo, la radiocirugía es una opción confiable, con la que se busca lograr una disección milimétrica de la lesión para dar una radioterapia increíblemente dirigida y precisa sin afectar los tejidos vecinos (el mismo principio de la cirugía funcional y estereotáxica).

La palabra hidrocefalia es común para muchos. Literalmente quiere decir “agua en la cabeza”. Es una alteración en la producción, reabsorción o circulación del líquido cefalorraquídeo que conlleva a una acumulación de éste. El tratamiento tradicional y que aún se utiliza en la mayoría de los casos es la colocación de un sistema de válvula de drenaje para derivar el líquido.  En este sentido, los avances también han sido significativos, en muchos casos por un procedimiento llamado cisternostomia endoscópica. A través de un pequeño orificio de 1 cm de diámetro se disponen canales de circulación alternos que solucionan la hidrocefalia y que sobre todo evitan la colocación de sistemas de válvulas artificiales, por lo tanto, evitando las complicaciones que estas conllevan.

Es una sorpresa para muchas personas que los padecimientos de la columna vertebral son tratados por los neurocirujanos. Esto es tan real que puede significar más del 60% de la actividad de un neurocirujano promedio. Como es de esperarse, esta parte de nuestra compleja especialidad no está inmune a los avances. Son incontables y aumentan de una manera exponencial los procedimientos de la columna vertebral que pueden hacerse de una manera mínimamente invasiva, endoscópica o con microscopios de alta resolución, realizando solo pequeñas incisiones que además de ser más estéticas, producen menos daños a los tejidos, por lo tanto, una recuperación más rápida. Esto puede ir desde una simple hernia discal, hasta instrumentaciones complejas.

Describir el amplio mundo de la neurocirugía en unos cuantos párrafos es imposible, y definir los avances con los que contamos en República Dominicana más difícil aún. Lo importante es que, a pesar de las deficiencias de nuestro país, las ciencias médicas avanzan y las nuevas técnicas están a nuestro alcance sin necesidad de pisar hospitales extranjeros.

 Cita: “La neurocirugía es la rama médica encargada de tratar los padecimientos quirúrgicos del sistema nervioso central, periférico y autónomo”.

Dirección: Av. Pedro Henríquez Ureña No. 83, Torre Karina Pichardo, Suite 605, Santo Domingo, Rep. Dom.
Tel.: 809.688.6464
E-mail: uacostadiaz@gmail.com
Web: www.ulisesacosta.com