Algunas cosas que probablemente no sepas acerca de la Osteoporosis

El diagnóstico de osteoporosis es cada vez más frecuente. Tanto es así, que hemos dado por hecho que es algo propio de la edad y por ende inevitable. La osteoporosis es generalmente, el resultado de una mecánica deficiente e incorrecta sostenida a lo largo de toda una vida. Para corregirla no basta con beber calcio porque no hacemos nada bebiendo medicamentos si continuamos repitiendo aquello que nos provocó la condición.

La osteoporosis no es una enfermedad ni una condición de todos nuestros huesos. Es una indicación del área o las áreas donde hay una deficiencia. Las áreas son principalmente: costillas, muñecas, vértebras y cabeza del fémur. Para poder corregir esta condición, lo primero que debemos saber es exactamente donde tenemos osteoporosis. El único examen verdaderamente valido para recibir un diagnostico se llama DEXA. En los otros exámenes el margen de error es muy alto.

“La osteoporosis no es una enfermedad ni una condición de todos nuestros huesos. Es una indicación del área o las áreas donde hay una deficiencia”

Muchas personas piensan que la osteoporosis es el resultado de una nutrición inadecuada. Sin embargo, si la nutrición fuese la causa, entonces todos nuestros huesos estarían padeciendo de lo mismo. Pero, como dije antes, la osteoporosis está presente solo en algunas áreas, no en todas. Esto señala que la razón por la cual nuestros huesos no se están regenerando es en realidad mecánica.

La explicación, simplificada al máximo, es la siguiente: el hueso recibe una señal de “crecer”. Esta señal sucede cuando la célula es estimulada y comprimida dentro del hueso. Sin esa estimulación, los receptores no se activan y los nutrientes necesarios para que el hueso crezca no pueden activarse tampoco. Nuestro cuerpo no los activa sin esa señal. Tomar suplementos es solo la mitad de la receta para regenerarnos. La otra mitad es el ejercicio, pero un tipo de ejercicio muy específico.

Es muy común que, luego de un diagnostico de osteoporosis, la recomendación sea beber calcio y hacer ejercicio. El problema es que es una recomendación demasiado general. No todo el ejercicio beneficia. De hecho, debe de ser un tipo de ejercicio muy específico para que verdaderamente obtengamos resultados. Para una regeneración óptima, necesitamos devolver esa compresión a la célula. La única forma de que esto suceda es que el hueso reciba la cantidad de peso apropiado (el peso de nuestro propio cuerpo de forma vertical) en movimiento. No se trata de hacer pesas ni ejercicios de resistencia ya que esto no estimula al hueso si no está en la posición correcta. Se trata de alinear nuestro cuerpo de la forma en que fue diseñado para que cada articulación, cada hueso sostenga la porción de nuestro cuerpo (peso) para el que fue diseñado. Para esto, hay que estar en posición vertical la mayor parte del tiempo. ¿Cómo hacemos esto? Estando de pie y caminando en correcta alineación. Solo entonces tendremos el peso de nuestro cuerpo colocado de forma que estimule a las células regeneradoras a que hagan su trabajo. Mientras tanto, están inertes  y nuestros huesos están muriendo.

El mejor ejercicio para regenerar nuestros huesos es CAMINAR. Ejercicios como nadar, montar bicicleta, entre otros, no son buenos para este propósito porque no estamos en posición vertical y esto es indispensable para la estimulación de las células.

La “joroba” no es causada por la osteoporosis. La “joroba” causa osteoporosis. Probablemente se han fijado que es muy común que las personas con osteoporosis tengan lo que llamamos “joroba” que es una curva excesiva en la parte superior de la espalda. Se creía que esto era el resultado de una debilidad en los huesos que no permitía que estos sostuvieran el peso del cuerpo y finalmente la columna se doblaba y hacia esa curva hacia adelante. Tiene sentido,  tiene tanto sentido, que a nadie se le  ocurrió investigar su veracidad. Resulta que esta curva es un factor de riesgo para la osteoporosis y no al revés. Mientras más curva se haga hacia adelante, menos verticales estamos y los huesos no reciben el peso de la parte del cuerpo que le corresponde ya que está  desplazada hacia delante.

El alineamiento es un factor determinante cuando hablamos de osteoporosis. La única forma de ponerle peso a tus huesos es colocarte de forma vertical completamente alineado, como una torre de bloques. La cabeza no debe colgar por delante del resto de nuestro cuerpo y no podemos adelantar nuestra pelvis de forma que sobresalga. Todas estas cosas, disminuyen nuestra capacidad generadora y para arreglarlas necesitamos hacer un programas que nos devuelva la posición original para funcionar de la manera en que fuimos diseñados.

Localización

BIO
Miguel Ángel Monclus 167, Mirador Norte
Santo Domingo, República Dominicana
Tel. 809 701.6161
Website: www.biofitness.com.do