Ortopedia

Una especialidad que apunta a mejorar la calidad de vida

Desde hace varios años el desarrollo de la Ortopedia en el país presenta buenos síntomas y esto se debe al nivel profesional de los médicos tratantes y de instituciones médicas que siguen protocolos establecidos internacionalmente y que respaldan las actividades de los galenos. El Dr. Luis Alcántara Abreu, especialista en Ortopedia del Hospital General de Plaza de la Salud (HGPS) describe, desde su experiencia, que está pasando en ese ámbito.

¿En qué nivel de desarrollo se encuentra la ortopedia en el país respecto a países más desarrollados? ¿Existe tecnología de avanzada y profesionales entrenados?

Salvo los procedimientos que implican cirugía robótica (en ciernes aún en países industrializados), República Dominicana tiene posibilidades de ofertar una moderna gama de procedimientos de avanzada en las áreas tanto de ortopedia como en lo relacionado a traumatología. Debemos hacer la diferencia de que la “traumatología” se dedica a la corrección de fracturas o daños producidos por traumas, y la “ortopedia” a la corrección de deformaciones axiales, rotacionales, degenerativas y tumorales.

El desarrollo depende tanto de la formación del cirujano como de las instancias hospitalarias donde se prestan los servicios. Si bien es cierto que nuestros profesionales están siendo formados en programas de posgrado y la gran mayoría de estos ofrecen rotaciones en países con tecnología y esquemas de docencia avanzados,  el mayor sesgo en la práctica de la especialidad en casi todas sus áreas específicas es el apego a estándares internacionales de las instituciones de salud. Estos estándares aseguran el tema de calidad en el cuidado en todas las esferas del mismo. Ciertamente a esos se han abocado solo las mayores estructuras hospitalarias quienes, desde hace unos años, han venido progresiva y activamente persiguiendo la estandarización de procesos y procedimientos empezando incluso, por establecer los sistemas de información hospitalaria o “his” (hospital information system) por sus siglas en inglés. Esto permite manejar la información clínica de todos los niveles de manera homogénea y lógica entre todos los actores del sistema.

¿Qué procedimientos o nuevas técnicas de abordaje se han  incorporado el lo referente al reemplazo articular?

En el caso de las artroplastias o reemplazos articulares hace alrededor de 10 años, como es tendencia en todas las especialidades quirúrgicas, se implementaron métodos de mínima invasión a los fines de causar el menor daño posible a los tejidos cuando se coloca un implante de cadera, rodilla u hombro. El concepto de que a menor trauma mejor resultado,  es un principio que por definición debe ser el norte de todo procedimiento invasivo.

La idea es retornar a  los pacientes a sus habilidades o capacidades dentro de lo posible a lo que tenían antes de su trauma y/o patología y que en el proceso no sufran otras estructuras, es tan lógico como costo efectivo. Claro, siempre y cuando se mida a mediano y largo plazo (mínima necesidad de terapia, reinserción laboral temprana, menor numero de complicaciones clínicas, etc.) En nuestro país los reemplazos articulares se realizan por esta vía desde hace ya más de 6 años.

 ¿De qué avances médicos o tecnológicos (por ejemplo: calidad de prótesis) puede disfrutar en la actualidad un paciente que necesita de un reemplazo articular?

El mayor proveedor nacional de reemplazos articulares hasta la fecha es la empresa Zimmer, marca reconocida mundialmente entre las tres mejores. No descartamos que en el futuro nuevas marcas sean comercializadas. Zimmer cuenta con una variedad de implantes para una igual variedad de problemas ortopédicos y, a la fecha, mantiene en el país los avances a la par con nuestros requerimientos.

¿Se puede evitar un reemplazo articular con tratamiento o es inevitable la cirugía?

La artroplastia o reemplazo es un procedimiento de elección basado en la cantidad de daño que tenga la articulación en proporción con lo que el individuo tenga como parámetro de calidad de vida. Si alguien entiende que puede vivir manejando su dolor y limitando su campo de acción, es una elección muy personal. Existen casos de patologías como las derivadas del uso de esteroides desde joven, la falcemia y su consecuencia articular: la necrosis vascular; igual que una variedad de presentaciones de artritis reumatoidea cuando suceden en personas que van desde la segunda década de la vida hasta los 50 años.  Entendemos que no pueden darse el lujo de ser improductivos y dependientes para avanzar en sus vidas tanto como individuos como parte de una familia y sociedad. El procedimiento normalmente pasa por diferentes etapas que van desde el uso de analgésicos-antiinflamatorios, “medicamentos moduladores de la enfermedad”, procedimientos como la artroscopia, etc. A la larga, si la degeneración empieza antes de los 60, es de pensarse que al mediano plazo se necesitará una artroplastia o reemplazo;  si la condición inicia entre la segunda y la quinta década, al corto plazo. De iniciarse pasados los 70 años dependerá de la rapidez del avance de la condición y el estado general de salud en combinación, siempre, con la propia definición del individuo sobre su calidad de vida.

¿Cuáles son las consultas más comunes que recibe?

Mis pacientes acuden o por dolor de rodillas o por dolor en las caderas. En nuestra práctica y, entiendo a la fecha es la única en República Dominicana, el servicio de Ortopedia y Traumatología del HGPS está dividido en subespecialidades o áreas de entrenamiento como son: columna, traumatología, artroscopia y deportiva, pediátrica y   artroplastia o reconstrucción articular.

Eso implica que los pacientes acuden directamente al especialista ortopédico/traumatólogo que maneja su diagnóstico particular. Desde hace ya casi 6 años, estoy a cargo de la Unidad de Artroplastia y Cirugía Mínimamente Invasiva junto al Dr. Rómulo Gómez, un icono de la ortopedia nacional con quien he compartido el entrenamiento continuo en lo que respecta al reemplazo articular. A la misma hemos incorporado al Dr. Iván Gómez Nin, un ortopeda con un finísimo trato y excelente manejo de las técnicas de artroplastia más avanzadas.

¿Quiénes son más propensos a un reemplazo articular y qué tipo de reemplazo es más frecuente?

El reemplazo más frecuente en proporción 6 a 1 es el de rodillas en los casos no traumáticos; le siguen las caderas y a gran distancia los hombros. Las mujeres se ven más afectadas en una proporción de 4 a 5 por razones que van desde el esquema hormonal y sus efectos musculoesqueléticos, como el caso de proporción de condiciones predisponentes a la artrosis y al reumatismo.

¿Ayuda la ortopedia a mejorar la calidad de vida de los pacientes sometidos a intervenciones de reemplazo de articular? ¿De qué manera?

 El proporcionar a un paciente discapacitado por dolor, deformación o ambas condiciones a la vez la posibilidad de desplazarse con efectividad y mínimo o ningún dolor, es de hecho la meta de los procedimientos quirúrgicos de reemplazo. Calculemos que a los 65 años el solo hecho de bajarse de la cama, subir un escalón o pararse de la taza del sanitario sea un sacrificio y pensemos en poder volver a realizar estas simples actividades de vida diaria.

¿Qué riesgos conlleva un reemplazo articular?

Todos los descritos para una cirugía mayor articular. Los mismos van desde una infección temprana o tardía, el aflojamiento séptico o aséptico del implante, tromboembolismo pulmonar, trombosis venosa profunda, fracturas por encima o debajo de la prótesis y algunos más que le son específicos a pacientes con patologías de bases más complejas.

Esto  solo hace que la decisión de “donde” será intervenido juegue un rol primario y muy relevante, porque la institución donde se realizará la cirugía debe contar con todas las instancias clínicas de soporte, las 24 horas y en toda dimensión, para estar seguro de que el entorno médico es el óptimo. Igual de relevante son los protocolos clínicos; una serie de parámetros específicos basados en las mejores prácticas clínicas desarrolladas en los países industrializados, en los cuales debe encajar cada individuo antes, durante y después de la cirugía. Esto estandariza los cuidados en el espectro completo de atención y garantiza la más amplia y específica cobertura de las condiciones de todos por igual.

“La artroplastia o reemplazo es un procedimiento de elección basado en la cantidad de daño que tenga la articulación en proporción con lo que el individuo tenga como parámetro de calidad de vida”

Perfil

El Dr. Luis Alcántara Abreu es Especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología con especial dedicación a la cirugía de Reemplazo Articular.  Cuenta con un Fellow en Ortopedia Pediátrica (Hospital Ortopedia Infantil, Caracas, Venezuela) y un diplomado en Gerencia Hospitalaria (INTEC-HGPS). Desde 1997 se incorpora al equipo de profesionales del Hospital General de la Plaza de la Salud ocupando diversas posiciones. En 2006 crea y desarrolla la Primera Unidad de Artroplastia y Cirugía Mínimamente Invasiva de República Dominicana, de la cual es su coordinador. Desde 2011 es sub-director de Servicios Quirúrgicos de esa Institución y además, es asesor médico de la Misión Diplomática de los Estados Unidos y de la Mejor League Baseball Player Association (MLBPA). Desde 2002 es profesor la Cátedra de Ortopedia en la Facultad de Medicina de UNIBE.

Localización

HOSPITAL DE PLAZA DE LA SALUD
Av. Ortega y Gasset, Ensanche La Fe
Santo Domingo, República Dominicana
Tel. 809.565.7477
Email: lalcantara@claro.net.do
Website: www.hgps.org.do