Filadelfia: un destino médico para los latinos

Philadelphia International Medicine es una red hospitalaria que ofrece cuidados médicos de vanguardia y se perfila como líder en innovación, tecnología y capital humano.

La ciudad de Filadelfia es, no sólo un lugar turístico e interesante de conocer en Estados Unidos, sino que se posiciona como un importante centro de operaciones y líder en el campo médico. La misma ciudad donde tuvo origen la medicina norteamericana y el primer hospital del país, hoy es el destino de miles de extranjeros y, entre ellos, latinoamericanos que buscan atención médica especializada.

El Dr. John Krouse, Decano Asociado Senior de Asuntos Clínicos del Philadelphia International Medicine (PIM), que reúne a ocho hospitales asociados, destaca que Filadelfia ha sido un líder en la innovación de la asistencia sanitaria durante 250 años. “Nuestros centros médicos cuentan con tecnologías de vanguardia y ensayos clínicos para tratar incluso las enfermedades más graves e inusuales. Los pacientes que visiten Filadelfia por su atención médica tendrán acceso a médicos expertos y a instalaciones modernas y de clase mundial para tratar preocupaciones médicas específicas”, indica Krouse.

¿Por qué escoger Filadelfia? Leonard Karp, Presidente y CEO de Philadelphia International Medicine asegura que la ciudad es un lugar acogedor para los latinos: “Quizás no seamos Miami, pero definitivamente somos acogedores”, aludiendo a la gran población de latinoamericanos viviendo allí.

Pero la principal razón para visitar Filadelfia, según Karp, es la calidad de la medicina que se practica: “Somos el hogar de la medicina de Estados Unidos. Tenemos una larga historia. Entre nuestros hospitales, que son parte de PIM, tenemos premios nóbeles y algunos de los mejores clínicos”.

Y es que la medicina en Filadelfia siempre ha sido importante. De hecho, la ciudad tiene la escuela de medicina más antigua de América, en la Universidad de Pensilvania: “Tenemos -en la ciudad- formación que va más allá de los médicos, es decir, la formación de enfermeras, administradores de hospitales y las residencias, y esto se combina con la investigación”, explica Karp.

Yasser Alsharqi, Director de Servicios del Cuidado del Paciente, asegura que en las ocho instituciones que conforman la organización se cubren todas las especialidades médicas, excepto pediatría… En este ámbito cabe destacar que los hospitales PIM son líderes en el desarrollo de nuevas terapias cardíacas, especialmente problemas más graves y complejos, incluyendo hipertensión, enfermedad de la válvula cardíaca, arritmias y trasplantes de corazón, entre otras. En el campo de neurociencia y neurología, PIM cuenta con médicos reconocidos a nivel nacional e internacional por su experiencia clínica, investigadora e innovación. “Nuestros médicos realizan más de 1.000 cirugías cada año en tumores benignos y malignos”.

En oncología, PIM cuenta con dos de los principales centros de tratamiento para el cáncer de EE.UU. (Fox Chase Cancer Center y el Sidney Kimmel Cancer Center en Jefferson), donde los pacientes reciben acceso a terapias guiadas por los últimos avances en el cáncer. Otras áreas reconocidas son la de cirugía ortopédica, pulmonología y oftalmología, donde se implementan y ofrecen servicios de última tecnología para los pacientes.

El mercado latinoamericano. Solo el año pasado, PIM recibió 7.398 pacientes internacionales, más que los 5.440 del año 2015. Aunque la institución no tiene un conteo específico de cuántos de ellos son latinos, sí recuerdan los casos: “Latinoamérica es una región muy grande. Hemos tenido pacientes de Chile, México, de zonas hispanoparlantes del Caribe, Venezuela, Brasil, Colombia, Ecuador…”, dice Karp.

La especialidad más solicitada por éstos ha sido la oncología, seguida de otras como la  ortopedia, medicina deportiva, problemas cardiológicos, neurociencia, de enfermedades como esclerosis múltiple, Parkinson, hasta tumores cerebrales.

La agrupación además trabaja con instituciones de diferentes países, entre ellos algunas latinas: “Firmamos un acuerdo con la Sociedad Mexicana de Cardiología y estamos en discusiones con otras tres en el mismo país. Además, la idea es ir a República Dominicana para contactar dos organizaciones con las que queremos hacer lo mismo”, manifiesta Karp.

El camino a Filadelfia. Respecto al mecanismo para que un extranjero pueda ir a Filadelfia a recibir un tratamiento médico, lo primero que se necesita es tener la documentación de viaje adecuada. Luego hay dos formas de proceder. La primera es que el paciente cuente con un seguro médico internacional. La segunda es el llamado self pay, es decir, que el mismo cubra el costo del tratamiento. Una vez determinado, revisan el caso, el historial médico, y cuando se define que puede ser atendido, entonces el paciente toma la decisión y se le envía una carta que puede ser utilizada para solicitar la documentación de viaje (visa).

Antes y durante su estadía en Filadelfia, los pacientes son atendidos de manera integral por el PIM. “Nosotros básicamente ofrecemos un paquete personalizado. “Siempre agendamos una reunión antes de su primera cita con el médico, donde tenemos una introducción, les damos toda la información necesaria de nuevo, respondemos las preguntas que les preocupan y los ayudamos y guiamos a través del proceso de cuidado durante su estadía”, señala Alsharqi, destacando que “les proveemos todos sus documentos, registros médicos y demás, pues la idea es que se sientan como en casa, entren en contacto con la comunidad que hable la lengua de origen, con una misma cultura, que vayan a restaurantes que les sean familiares, etc”, puntualiza el director.

Cita: “Los pacientes que visiten Filadelfia por su atención médica tendrán acceso a médicos expertos e instalaciones modernas y de clase mundial para tratar preocupaciones médicas específicas”, Dr. John Krouse, Decano Asociado Senior de Asuntos Clínicos del Philadelphia International Medicine.

Tel.: +1-215-563-4733
Web: www.philadelphiamedicine.com
E-mail: physicians@philadelphiamedicine.com