Sylvia Batista Lemaire

Dama destacada de la cirugía dominicana. CHT Magazine conversa en exclusiva con esta experta; uno de los rostros femeninos más representativos de esta rama de la medicina en el país.

 Son impresionantes los avances que ha experimentado a través de los años la cirugía y sus especialidades; las diversas vías de abordajes. Actualmente vivimos un momento en que este proceso se lleva a cabo de forma menos traumática y más ágil, lo que conlleva a una recuperación más rápida del paciente. Una muestra de esto es la cirugía mínimamente invasiva, la asistida por robot, la endoscópica y la cirugía a través de orificios naturales. “Claro está,  todo esto conlleva el desarrollo de otras áreas como la robótica, ingeniería mecánica, electromedicina, etc… No recuerdo la última vez que realicé una colecistectomía (extracción de vesícula biliar) por vía convencional, por ejemplo. Cuando hice la residencia de cirugía ya la cirugía laparoscópica estaba desarrollada y formaba parte de nuestra residencia”, recuerda la destacada cirugía general-laparoscópica Sylvia Batista Lemaire, coordinadora de la Clínica de Tiroides y Cirugía Endocrina, y Directora de Cirugía y Especialidades Quirúrgicas de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina, CEDIMAT. Con ella tuvimos la oportunidad de sostener un encuentro en el que conversamos sobre diversos tópicos de su quehacer profesional.

 Cuéntenos acerca de sus inicios en el mundo de la medicina, ¿qué la motiva a estudiarla?, ¿hay en su familia antecedente? Realmente, desde niña, pensé cursar estudios de medicina. Siempre me han gustado los oficios y profesiones donde el contacto con el humano exista a priori. Siento mucha afinidad  por las ciencias y quizás esa sea una razón. Contribuir y ser participe activo en la recuperación de una condición que constituye el equilibrio y armonía entre el hombre y el medio que le rodea, es decir, la salud, cuando ha sido amenazada o quebrantada fue la causa principal de inspiración que me impulsó a estudiar medicina. Fue de una gran motivación mi tío, hermano de mi padre, Maestro de la Medicina Dominicana: el Dr. Guarocuya Batista del Villar, eminente cardiólogo, además de un gran ser humano y erudito de las ciencias de la salud.

 Y sobre su especialidad, la cirugía, ¿por qué su inclinación hacia ésta? Me gustan múltiples, por no decir casi todas las ramas de la medicina. Me atrae el pensamiento científico y ejercicio mental de desglose para la  elaboración de un acertado diagnóstico. Creo fervientemente en la buena base de formación como médico para sentar una zapata firme como especialista. ¿Cirugía? Soy  muy  inquieta, bastante activa y me atrae mucho el trabajo manual. La cirugía es un arte donde se plasma la combinación de un alto  conocimiento anatómico y fisiológico. Me explico, de cómo se fusiona la perfecta maquinaria humana con la destreza que fluye de nuestras manos al realizar un procedimiento  quirúrgico.

 Dada su experiencia, ¿qué cualidades/aptitudes considera que debe tener todo especialista de esta rama de la medicina? Disponibilidad, sensibilidad humana y social, alto sentido de responsabilidad, humildad y disciplina. Además, ser aplicado, estudioso y mostrar una alta capacidad de entrega son cualidades vitales. Dentro de las aptitudes pudiéramos mencionar: agilidad, destreza manual, capacidad de respuesta rápida, la disposición de adoptar las nuevas tecnologías para el abordaje de los diversos procedimientos. A esto le sumo, estabilidad emocional y serenidad; factores imprescindibles en momentos de emergencia.

 Al día de hoy, ¿cuál considera su mayor satisfacción profesional? La satisfacción que me devuelve el paciente recuperado. Mi contribución a la mejoría de la calidad de vida de mis pacientes en base a nuevas técnicas desarrolladas; fruto de las diversas formaciones continuas  que nos exige el estar actualizado en este hermoso quehacer.

 ¿En cuál especialidad quirúrgica ha desarrollado su carrera, y qué cantidad de casos ha tratado, aproximadamente? Cirugía general-laparoscópica, con vasta experiencia, formación  y desarrollo en cirugías de de tiroides y paratiroides, habiendo  realizado  más de 2,500 casos de cirugía de tiroides y paratiroides en mi trayectoria.  Por otra parte, como cirujano general con formación laparoscópica continúo realizando cirugías generales. Formo parte de un equipo de trasplante renal, desde mi llegada al país, habiendo trabajado tanto en los Hospitales de Salud Pública como en el ejercicio médico privado. Pertenezco al equipo de Trasplante Renal de CEDIMAT y formé parte del equipo que funcionó durante varios años en los Hospitales  Luis Eduardo Aybar y Padre Billini.

 ¿Cómo evalúa el actual sistema de salud de Rep. Dom., en materia de cirugía? El sistema de salud  en materia de cirugía no puede desligarse  per se del sistema de salud general de un país. Ahora bien, podemos asegurar que en nuestro país contamos con especialistas en todas las ramas quirúrgicas capaces de ofrecer servicios de alta cualificación, utilizando tecnologías y abordajes de avanzada. Me refiero por ejemplo a cirugía mínimamente invasiva y cirugía endoscópica, que se aplica a todas las ramas del quehacer quirúrgico.

 ¿Cuál ha sido su experiencia como mujer cirujana en nuestra sociedad y en los momentos en que nos ha representando en tierras extranjeras? Ha sido una ardua y enriquecedora experiencia. He trabajado en diversos hospitales de Salud Pública: Juan Pablo Pina, Luis Eduardo Aybar y Padre Billini, en el Hospital de la Fuerza Aérea Dominicana, Ramón de Lara y también me he dedicado al ejercicio médico privado en el Centro Cardiorrenal Dr. Yunen, Hospiten Santo Domingo y CEDIMAT. He representado a nuestro país en tareas, sobre todo científicas, presentando trabajos de investigación en congresos internacionales, especialmente en los de la American Thyroid Association (ATA), sociedad de la que soy miembro.

No tengo una visión  sexista ni feminista de esta rama de la medicina a pesar de que el 80% de los cirujanos generales que ejercen en nuestro país son hombres. En los países desarrollados se va igualando cada vez  más la proporción hombres /mujeres. He creído firmemente en que el éxito y reconocimiento en esta profesión se debe al trabajo y capacidad, a los resultados y a la excelente relación médico-paciente que puedas desarrollar; al nivel de actualización y desarrollo científico a partir de la investigación y estudio.

Si  bien es cierto que en muchas ocasiones he tenido que luchar y tratar de persuadir de manera insistente para hacer sentir mis criterios, la experiencia, conocimientos y solvencia moral  se imponen contra cualquier actitud discriminatoria.

Diversos estudios realizados, siendo uno de los más importantes el llevado a cabo en Ontario (Canadá), desde 2007 hasta el 2015, con más de 105,000 casos; publicado en la revista Jama Network, explica que los pacientes atendidos por cirujanas e internistas mujeres tienen tasas de mortalidad menores, y menos posibilidades de ser reingresados al hospital en los primeros 30 días, atribuyéndosele dicha causa a la capacidad de las mujeres para comunicarse y relacionarse más con el paciente, por lo que logran un mayor compromiso de los pacientes para cumplir con los tratamientos, debido a su mayor aptitud persuasiva,  explica el estudio.. Lo mismo plasmó Health, el portal especializado de la revista Time. Las mujeres son más receptivas a colaborar con los demás colegas.

Estas interesantes investigaciones deberían profundizarse más, pienso; no creo en la superioridad de la mujer cirujana,  quizás estos resultados se obtienen debido a que el número de mujeres cirujanos en el mundo es menor que el de hombres y los requisitos para entrar a las especialidades quirúrgicas son mayores  que para las otras especialidades, siendo para la mujer un obstáculo a vencer, no por su capacidad sino por la carga social y del hogar que  históricamente se ha depositado en sus hombros. Entonces la mujer cirujana para entrar a la escuela debe ser muy pero muy buena.

 En nuestro país, es usted la primera mujer en dirigir un departamento de cirugía, ¿qué significa para usted este cargo a  nivel personal y profesional? Es una responsabilidad de muchos retos, cuando la mayoría de los miembros del departamento son hombres. Es una experiencia de mucho significado en la que he ido aprendiendo sin un manual establecido, en un departamento tan diverso, que incluye toda las especialidades quirúrgicas: cirugía general /laparoscópica, otorrinolaringología, oftalmología, ortopedia, urología, neurocirugía y ginecología; muy diferentes unas de otras y donde cada día hay algo nuevo en cuanto a técnica, guía, protocolo, etc. Me ha ayudado mucho a valorar y reforzar el trabajo en equipo, poder discutir las normas establecidas para todas las especialidades y muchas otras cosas nuevas pero muy relevantes para mi vida. Este cargo constituye una gran satisfacción para mi vida tanto personal como profesional porque he ido aprendiendo en la marcha, además de poder ser parte de las más evolucionadas prácticas del abordaje quirúrgico para ofrecer a la sociedad dominicana lo mejor. Me satisface difundir y mantener un legado de ética y atención a los pacientes con amor, lo que permite concatenar mi vida personal y profesional haciéndome crecer en todos los ámbitos del ser.

¿En cuáles tópicos ha fundamentado su gestión en CEDIMAT? Apegada a los valores definidos en las políticas de CEDIMAT, que a su vez coinciden con mi visión de vida: ética, equidad, honestidad, solidaridad, sentido humano, trabajo en equipo, responsabilidad social, compromiso, confidencialidad y otros muchos otros más que rigen nuestro quehacer cotidiano.

 ¿Cuáles servicios ofrece esta institución a la población nacional e internacional? Servicios altamente especializados en todas las áreas de la medicina. También cirugías de mínima invasión de la que uno de los pioneros es nuestro Director Médico, el Dr Luis Alfredo Betances, fundador del  programa multidisciplinario de cirugía bariátrica y metabólica de nuestro país. Otros servicios especializados que ofrecemos son: neurocirugía endovascular, radiología intervencionista, turismo médico de salud,  cirugía endocrina, ginecológica,  oncológica y clínica del dolor, cirugía cardiovascular infantil y de adultos… En fin, servicios y atención de alta  calidad con un personal altamente capacitado y certificado. Contamos con una Central de Esterilización con equipos de avanzada tecnología, donde se ofrecen servicios apegados a las más estrictas normas internacionales. Disponemos de  quirófanos inteligentes con imágenes de alta definición y equipamiento moderno.

 Durante su labor, ¿cuáles considera sus mayores aportes? Haber desarrollado una práctica médica a los largo de mi vida, basada en una gran vocación de servicio. Haber contribuido a la formación de cirujanos tanto a nivel de residencias  como en las subespecialidades y/o fellows. Como cirujano con una gran experiencia en cirugía tiroidea y paratiroidea, el haber iniciado y consolidado una unidad de cirugía endocrina muy bien estructurada. Quizás el haber dado ejemplo a las cirujanas de nuestro país  de que  es posible llegar y hacer, ya que esta profesión es desarrollada en su mayoría por hombres hasta el momento en los países del tercer mundo.

 ¿Cuáles son los casos quirúrgicos más frecuentes en nuestro país? Es una pregunta muy amplia ya que hay que discernir entre cirugías electivas y de urgencias; por especialidades. Pero en orden general considero que las más frecuentes en nuestro país están lideradas por los traumas, ya sea por accidentes de tránsito, heridas por armas blancas, armas de fuego, etc.

 

Planes futuros en agenda… Consolidar el departamento de cirugía de CEDIMAT; mantener la actualización acorde con las nuevas tecnologías e innovaciones; continuar promoviendo la educación médica continuada y promover la subespecialidad  de nuestros cirujanos ya que vivimos en mundo lleno de nuevos retos y desafíos.

Apoyo…

Perfil académico/profesional. Realizó sus estudios de Medicina en la Universidad de La Habana, donde se graduó Summa Cum Laude; título homologado por la Universidad Autónoma de Santo Domingo y el Ministerio de Educación y Ciencias de Madrid, España.  Igualmente en La Habana a realizó por dos años la residencia de Cirugía Pediátrica, trasladándose posteriormente  a Cirugía General, donde estuvo por cuatro años de residencia en el Hospital Hermanos Ameijeiras. Allí  realicé también realizó un postgrado en Cirugía Laparoscópica Avanzada. Posteriormente, ya en el país, junto al Dr. Luis A. Betances consolidó su formación en cirugía laparoscópica avanzada y bariátrica, logrando varias certificaciones junto a él. Su mayor enfoque profesional ha sido la cirugía de tiroides y paratiroides, siendo avalada, por mi experiencia, en distintas sociedades y certificada en varias instancias internacionales. Actualmente es miembro del Colegio Medico Dominicano, Colegio Dominicano de Cirujanos, American Thyroid Association, Latinoamerican Thyroid Association, Federación Latinoamericana de Cirugía y Sociedad Centroamericana y del Caribe de Trasplante Renal.

Citas:

“Me satisface difundir y mantener un legado de ética y atención a los pacientes con amor, lo que permite concatenar mi vida personal y profesional haciéndome crecer en todos los ámbitos del ser”.

“En nuestro país contamos con especialistas en todas las ramas quirúrgicas capaces de ofrecer servicios de alta cualificación, utilizando tecnologías y abordajes de avanzada”.

CEDIMAT
Dirección:
C/ Pepillo Salcedo esq. Ortega y Gasset, Ens. La Fe, Santo Domingo, Rep. Dom.
Tel.: 809.565.9989
Web: www.cedimat.com