RD se abre al neurofeedback

Se trata de una terapia que aprovecha la capacidad del cerebro de reprogramarse para mejorar la calidad de vida de las personas.

La terapia del neurofeedback ha revolucionado el mundo de la medicina por las mejorías que ofrece ante los síntomas de condiciones como el Parkinson, autismo, parálisis cerebral, estrés, trastornos del sueño y ansiedad, entre otros. “Lo mejor es que es capaz de cambiar positivamente la vida de los pacientes, ya que provee herramientas para mejorar distintas condiciones. Escuchar los testimonios de los pacientes es realmente gratificante”, explica Estefanía Villegas, neuroterapeuta del centro Neotherapy, quien añade que científicamente está comprobado que una de las capacidades que tiene el cerebro es la de adaptarse o moldearse, así como lo hace la arcilla o la plastilina. A esto se le llama plasticidad cerebral o neuroplasticidad, que permite a las neuronas regenerase anatómica y funcionalmente, haciendo posible que el cerebro se recupere y se reestructure como reacción a cambios que percibe en su entorno. Este proceso de reprogramar el cerebro, en el cual construimos nuevas conexiones y en el que a la vez se van debilitando viejos hábitos es la neuroplasticidad en acción.

El neurofeedback es una terapia que aprovecha esta capacidad del cerebro, permitiendo que la persona pueda mejorar los síntomas de distintas condiciones, así como optimizar su rendimiento laboral, académico o atlético. “Todo lo que tenga relación con el cerebro puede ser mejorado gracias a esta técnica”, manifiesta Yenifer Martínez, también experta de Neotherapy, que funciona en el país hace más de un año, donde ya han tratado a docenas de usuarios con distintos diagnósticos… Uno de los casos fue es el de Karla Hernández, una niña de seis años diagnosticada con autismo. Una terapeuta del desarrollo del lenguaje habló con sus padres sobre los beneficios del neurofeedback en los casos de autismo. “Pasaban meses para oírla decir una palabra nueva, pero desde que inició las terapias cada día dice una distinta”, cuentan las especialistas.

Cómo funciona. La actividad cerebral de una persona cambia dependiendo de la imagen y sonido al que se expone, lo que da origen a la retroalimentación o feedback. Durante las sesiones, el usuario se entretiene con una película o videojuego. Para monitorear su actividad se conectan unos sensores en zonas específicas de la cabeza que cumplen la única función de receptores.

Este método no invasivo, no implica ningún tipo de dolor o dificultad, trabaja con el inconsciente, por lo que durante las sesiones no se es capaz de percibir cómo el cerebro se va entrenando o realizando cambios.

“Las sesiones de neurofeedback son placenteras y tienen una duración de 30 minutos. Se recomienda que la persona las realice al menos dos veces por semana para ver mejores y más rápidos resultados”, detalla Villegas, agregando que el número de sesiones a completar dependerá de cada caso, la constancia en el proceso y los progresos percibidos. Uno de sus principales ventajas es que sus resultados perduran a través del tiempo.

Estas terapias se ofrecen en diferentes países desde hace décadas con buenos resultados, y en República Dominicana, el centro Neotherapy, con más de 15 años de trayectoria y sede en Estados Unidos y Venezuela, las ofrece.

Apoyo…

Las especialistas

  • Yenifer Martínez. Licenciada en Terapia Ocupacional egresada de la Universidad Central de Venezuela. Certificada en la técnica neurofeedback con siete años de experiencia. Cuenta además con estudios en Orientación Conductual y es terapeuta infantil, especializada en trastornos del neurodesarrollo, con cinco años de experiencia en el área.
  • Estefanía Villegas. Licenciada en Enfermería egresada de la Universidad de Carabobo, en Valencia, Venezuela. Certificada en la técnica neurofeedback con tres años de experiencia y enfermera de pacientes adultos con trastornos psiquiátricos con más de cuatro años de experiencia.

Cita: “Los beneficios de este procedimiento se han comprobad en casos de autismo, déficit de atención, migrañas y trastornos del sueño, entre otras condiciones”.

Dirección: C/ Max Henríquez Ureña No. 83, Plaza Morichal, 1er. nivel, Ens. Piantini, Santo Domingo, Rep. Dom. Tel.: 809.378.2277.