Editorial

 

Para lograr consolidar a la República Dominicana como un país competitivo en materia de turismo de salud se requiere capacitación en el idioma, equipamiento médico de última generación, diseñar estrategias de marketing, pero sobre todo certificaciones nacionales con estándares internacionales, que garanticen dos puntos esenciales: la seguridad y la calidad para el paciente internacional. Y es que la preparación para proyectarse como destino de salud y bienestar no se limita a la renovación física o a la adquisición de equipos modernos. Tampoco es un proceso a corto plazo.

Expertos dominicanos en el área coinciden en que se viene trabajando en la mejora y estandarización de procesos, así como en la conformación de un equipo profesional preparado para  brindar sus servicios en un contexto multicultural.

En cuanto al paciente, se recomienda además que vele por su propia seguridad, tomando en cuenta cuatro requisitos imprescindibles

  • Que el personal médico esté debidamente cualificado y disponga de comprobada experiencia.
  • Que las instalaciones quirúrgicas sean seguras, con personal perfectamente experimentado y con medios para resolver situaciones de emergencia médica.

Para esto, es importante investigar de antemano sobre el profesional de la salud que desea consultar. La forma más sencilla es elegir miembros de asociaciones certificadas a nivel mundial. Entre las cualificaciones y cualidades importantes estarían incluidas: entrenamiento y formación suficiente en el procedimiento; experiencia sobrada; excelente protocolo de seguridad y ética profesional. Además, dado que las normas varían de un país a otro, investigar cuidadosamente el entorno clínico en que será atendido. Por ejemplo, en el caso de una cirugía, asegurarse de que el centro está certificado o acreditado internacionalmente.

Gracias a los esfuerzos de organismos como la Asociación Dominicana de Turismo de Salud, la República Dominicana avanza de la mejor forma en estos aspectos, con miras a consolidarse en la región caribeña como un destino de clase mundial que reciba a pacientes de todas partes… Nosotros, desde la sala editorial de CHT Magazine, seguiremos siendo un puente de comunicación entre el sector salud nacional y ustedes, los pacientes que reciben día a día los servicios que este ofrece.

Hasta una próxima entrega,

Martha Estrella Haddad

Directora